image
 
pic
Artículos

El Contenedor

Inspección de contenedores antes de su uso
Jaime López, 15/11/2004

Una inspección completa del contenedor de daño estructurales requiere un ojo competente, no obstante para la limpieza y la aceptabilidad general, el sentido común es suficiente. Es de mucho interés para cualquier usuario ya sea FCL o LCL realizar una rápida inspección interna y externa antes del llenado y también después de vaciado del contenedor.

Abajo se enumeran algunas pistas útiles que pueden ayudar a reducir al mínimo daño de la carga.

Lista de control antes del llenado

Externa
Agujeros: agujeros o rasgones obvios en los paneles exteriores.
Puertas: bisagras de la puerta, cierres, juntas o tomadores del precinto quebrados o torcidos.
Arcos del techo: Los contenedores Open Top deben tener todos los arcos del techo (roof bow) en su sitio. Si el techo es retráctil entonces los arcos deben resbalar suavemente hacia los extremos del contenedor.
Etiquetas: Cualquier etiqueta que quede en el exterior del contenedor que se refiera a la carga anterior debe ser quitada.

Interna
El contenedor debe estar:
Limpio: No deben quedar sobras (barredura, polvo, grasa o líquido) de la carga anterior.
Seco: El interior debe estar seco y libre de cualquier rastro de sudoración o congelación.
Desinfectado: No debe haber evidencia de parásitos, insectos o roedores que puedan contaminar la carga y producir retrasos con las Autoridades sanitarias del puerto.
Sin tacha: Si va a ser utilizado con mercancías delicadas susceptibles al daño por malos olores, entonces el contenedor debe ser perfumado. Esto se debe comprobar en el mismo momento de abrir las puertas, cuando cualquier olor persistente será más fuerte.
Hermético: Esto se comprueba mejor entrando en el contenedor y cerrando ambas puertas. Si puede entrar la luz entonces también puede entrar el agua. Esto también se aplica al piso del contenedor porque el agua puede salpicar hacia arriba durante transporte por carretera.
Instrucciones: Es conveniente seguir cualquier recomendación fijada dentro del contenedor.

Lista de control después del llenado

Según la cantidad prevista de mercancías estibada en un contenedor, se deben hacer las siguientes revisiones:

Trincado: Las mercancías se deben preparar y asegurar para soportar las tensiones normales y las tensiones del viaje. Sobre todo se deberá asegurar la carga de la puerta para que no pueda moverse.
Inspección de Aduanas: Si se carga el contenedor con más de un tipo de artículo se puede ahorrar tiempo y dinero en una búsqueda si se coloca cerca de la puerta una muestra de cada artículo.
Seguridad: Cuando se cierran las puertas, todos los cerrojos de seguridad deben estar correctamente enganchados forzando los precintos de la puerta en la compresión. El precinto de la compañía se debe situar en la posición apropiada en la puerta derecha y el número debe anotarse.
Contenido: Cualquier etiqueta en el exterior del contenedor que anuncia el contenido atraerá a ladrones y debería ser quitada.
Etiquetas: Las etiquetas de las mercancías peligrosas, si son necesarias, se deben poner en las posiciones recomendadas. Las etiquetas deben ser puestas de tal manera que no tapen el número del contenedor ni otras marcas de distinción.

Lista de control antes del vaciado

Lo siguiente se debe comprobar antes del vaciado:

Seguridad: El precinto está intacto y no se ha tratado de forzar.
El número se debe comparar con los documentos de acompañamiento para futuras referencias.
Exterior del contenedor: Cualquier daño que pudiera haber afectado al contenido debe ser debidamente observado.
Etiquetas: Antes de abrir las puertas se debe tener el debido respeto a cualquier etiqueta, como etiquetas de mercancías peligrosas o carga a granel.
Puertas: La puerta derecha se debe abrir cautelosamente. Esto es para protegerse del riesgo de que la carga incorrectamente estibada pueda caer hacia afuera sobre personal.

Lista de control después del vaciado

Cuando un contenedor está vacío de carga el contenedor se debe comprobar para saber si hay daño que pueda llevar a posibles demandas.
La mayoría de las tarifas están redactadas indicando la obligación de los clientes de embarques FCL de limpiar el contenedor después del vaciado. Esto incluye retirar todo los restos del empaquetado y un barrido cuidadoso.
Es prudente examinar el contenedor buscando cualquier muestra de manchas mojadas, de agujeros en los lados o en el techo que pudiera haber afectado a la carga.

image
image
000174971